Cuando el reloj marque las 19:30h de la noche del próximo viernes y los árbitros se dirijan al círculo central del Pazo dos Deportes, la Liga LEB Oro pasará a acaparar todas las miradas de unas Competiciones FEB que se detendrán en el tiempo para la disputa de su primera final del 2021.

Un encuentro en el que conoceremos al primer campeón del año en la competición tras un duelo que enfrentará sobre la pista a los dos mejores equipos de la primera vuelta, el Leche Río Breogán de Diego Epifanio y el HLA Alicante de Pedro Rivero.

Todo un auténtico choque de trenes sobre el parqué del que desgranamos a continuación aquellos detalles que están acompañando a uno y otro equipo en los días previos a uno de esos encuentros que los técnicos acostumbran a preparar como uno más, pero sabiendo que lo que estará en juego puede cambiar la inercia de sus equipos para lo que resta de temporada.  

LECHE RÍO BREOGÁN: La confirmación de un proyecto ganador

Hablar del Leche Río Breogán supone hacerlo de más de cinco décadas de historia, así como de un proyecto ganador independientemente de la categoría. Una exigencia que acostumbra a elevar el listón en la Liga LEB Oro y que había llevado este año a la dirección deportiva lucense a confeccionar un roster ganador con el que optar a todo.

Y aunque las extrañas circunstancias que acompañan esta temporada al deporte no han ayudado lo más mínimo, con un parón por cuarentena incluido, el conjunto de Diego Epifanio ha sabido mantenerse fiel a sus principios durante la totalidad de la temporada para poder permanecer en los puestos altos de la tabla.

Un camino en el que el equipo gallego ha sido capaz de lograr siete triunfos en los ocho partidos disputados durante la primera vuelta con una única derrota en su visita a la cancha del Melilla Sport Capital. Todo ello gracias a la capacidad del grupo para no perder la concentración en los encuentros aplazados y a su victoria en la última jornada en casa donde el equipo no dio opción al Cáceres Patrimonio de la Humanidad para poder ratificar su liderato.

De este modo, el Leche Río Breogán lograba certificar su clasificación para la Final de la Copa Princesa de Asturias, un encuentro en el que ejercerán como equipo anfitrión tal y como sucediera ya en la final de 2018. Una temporada para el recuerdo ya que su triunfo en aquella final ante el ICL Manresa precedió a su último ascenso a la Liga Endesa.

Sin lugar a dudas, la mejor manera de ratificar que, a estas alturas de la temporada, el equipo se encuentra en la línea de juego adecuada.

HLA ALICANTE: Un éxito sustentado en la ilusión de un proyecto

Bastaría con los dedos de ambas manos para poder contar los años de vida de un HLA Alicante que supo recoger el testigo del baloncesto en su ciudad y que ha necesitado de poco menos de una década para conquistar una Copa LEB Plata y un ascenso a la Liga LEB Oro.

Dos éxitos que han encontrado la continuidad deseada en la Liga LEB Oro donde el conjunto alicantino fue capaz de finalizar su primera temporada en puestos de Playoffs antes de convertirse, en este segundo año, en “campeón de invierno” del Grupo B.

Un camino repleto de trabajo y sacrificio por parte de un equipo al que Pedro Rivero ha sabido empapar de una mentalidad ganadora para poder optar al mayor éxito de su historia. Porque en este inicio de curso, ningún otro equipo ha brillado más en su zona de influencia que un HLA Alicante que ha liderado la tabla durante gran parte de la primera vuelta.

Y el mejor premio posible no ha tardado en llegar con una clasificación certificada en el último encuentro de la primera vuelta y tras una estelar remontada ante un ZTE Real Canoe que elevó al máximo el nivel de exigencia. Un reto al que los alicantinos supieron responder con su mejor versión para poder decir bien alto que el próximo 22 de enero lucharán por el título ante un histórico rival.

La mejor noticia posible para una entidad que ha visto reforzado así su proyecto y que podrá optar al doblete de copas tras el título conquistado en la Liga LEB Plata en diciembre de 2018.

Fuente: FEB