Jabari Parker estaba llamado a ser uno de los mejores jugadores de baloncesto del mundo. O, al menos, uno de los mejores anotadores. Sus armas ofensivas tanto en el instituto como en la universidad hacían prever que Parker sería una estrella en su paso a profesional. Hasta casi el último momento le peleó a Andrew Wiggins el ser el número 1 del Draft, y muchos pensaban que terminaría siendo mejor que él.

Pero entonces llegaron las lesiones. Dos roturas del mismo ligamento cruzado de su rodilla izquierda, para ser exactos. Y todo aquello se difuminó. Parker aún pelea por convertirse en un buen jugador y en un anotador efectivo, y aún es joven (25 años).

¿Cómo gestiona un jugador llamado a ser estrella dos lesiones de cruzado a los 22 años? La tremenda historia de Jabari Parker

Pero solo nos quedan los vídeos de su etapa amateur para imaginar lo que podría haber sido. áquina

 

Te puede interesar

¿De dónde ha salido el pívot que puede revolucionar la Liga? Es una buena pregunta, porque la historia de Joel Embiid, el center de los Sixers, no es sencilla. Fue drafteado en 2014, pero se pasó dos temporadas sin poder jugar por las lesiones. Ahora es una referencia en la liga y he querido recuperar un trabajo realizado precisamente en 2014, antes de ser drafteado. Quise presentar a este pívot en la revista Gigantes y recuperé un material que ahora me parece más que interesante volver a mostrar, incluso con testimonios que no usé en la historia.

Los orígenes de Embiid. Testimonios para entender su explosión